Lockdown Economy Barcelona y el Estilismo Gastronómico con Gabriela D’Aloia

The interview was transcribed and adapted into an article by Diana Sanchez.

“The Lockdown Economy” es una iniciativa internacional socioeconómica y educativa sin ánimo de lucro, creada por la Think Thank “AlterContacts” en mayo de 2020, con el fin último de ayudar a las pequeñas empresas y autónomos a superar los retos de la actual pandemia y poder así, reactivar la economía. Registrada por Naciones Unidas como una verdadera “Actuación Aceleradora de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, gracias al conocimiento que se recopila con esta iniciativa, la think thank elabora materiales de aprendizaje que ayudan a los autónomos a afrontar esta “nueva normalidad”.

En esta entrevista (grabada el 24 de diciembre de 2020) Massimo Mercury, el cofundador de Altercontacts, habló con Gabriela de A’loia, la creadora de Funky Tables; un concepto de grazing catering que integra los productos de comerciantes locales en un formato gastronómico inspirado en el Food Styling. Durante la pandemia, Gabriela vió que el trabajo estaba llegando a su fin, también vió que muchos productores locales estaban en la misma situación. Uniendo sus pasiones por la gastronomía, la decoración de interiores y la fotografía, creó un concepto de catering adaptado a las condiciones de la población que durante el Lockdown había perdido la opción de disfrutar no solo la comida de los restaurantes pero también el aspecto artístico visual de la presentación. Sus mesas (grazing tables) y boxes para entrega a la casa, combinan los productos locales y artesanales en una experiencia gastronómica.

Watch the video version of the interview.

¿Que es Funky Tables y que hace?

Gabriela: Primero que nada quiero agradecer por la oportunidad y por la iniciativa que están llevando a cabo para promover y promocionar la economía durante estos momentos complicados.

Funky Tables nace de la unión de dos de mis grandes pasiones que es la gastronomía y el arte. Lo que busco, más que todo, es llevar mi estilo de vida y lo que me gusta a un producto que tiene como objetivo llevar alegría a quien lo reciba, siguiendo esta tendencia de estilismo de comida.

En el tiempo de la pandemia yo me quedé sin trabajo. Yo me dedicaba a ser gestora de apartamentos turísticos en Barcelona, a pesar de que mi background es el periodismo. Al llegar a la pandemia mi trabajo pasó de 100 a 0.

Yo siempre he sido una persona a la que le gusta reinventarse y tengo la necesidad de crear y de mantenerme activa intelectualmente, así que un día en mi casa, había comprado unas galletas de una panadería muy famosa, muy tradicional de la ciudad Barcelona y allí en mi casa, con tanto tiempo libre que teníamos, me puse a ubicarlas de forma creativa, bonita y visualmente llamativa dentro de la caja. Le tomé una foto a esto y parecía una obra de arte, lo digo con toda la humildad, pero me gustó mucho y empecé a hacerlo una y otra vez una y cada vez que podía visitar a algún amigo, llevaba una de estas cajitas y notaba que a la gente le encantaban.

El formato que estoy manejando es muy Covid-friendly porque la caja te llega a tu casa y la compartes con la gente con quien vivas, con tu familia.

Espero, cuando sea posible, armar una mesa de catering pero no simplemente colocando los platos sino disponiéndose de una forma visualmente creativa. De ahí un poco el nombre de Funky Tables. La idea es que sea estéticamente tan bonito que hasta de cosita comérselo y la verdad es que disfruto mucho este proceso y así es como nace Funky Tables.

Prácticamente todo esto ha sido una aventura solitaria por lo que veo…

Gabriela: si, actualmente yo soy la única persona trabajando en Funk Tables. Yo estoy encargada básicamente de todo, desde ubicar y visitar a los proveedores, que aquí en Barcelona se llaman “obradores” y son panaderías de “toda la vida”. Yo no hago las galletas por mí misma, lo que he hecho es seleccionar unos obradores y pastelerías muy tradicionales, con productos premium. Además me parece súper lindo poder ayudar a estos pequeños comercios tradicionales, ya que estos son los que más sufren en momentos de crisis.

Yo me surto de las galletitas, bombones, chocolates y toda la selección de dulces que coloco en las cajitas. Cuando voy a mi casa armo las cajitas, yo soy la fotógrafa y no solamente eso, sino que yo también voy a entregarlas, lo cual es una de mis partes favoritas porque puedo ver la reacción de la persona cuando la recibe y ese momento de alegría y de ilusión de recibir algo tan bonito.

Yo creo que es importante, ahora en estos momentos cuando las cosas son difíciles y es y ha sido siempre una filosofía de vida para mí, enfocarme en la parte hermosa, en lo bonito, en la belleza de lo que nos rodea y de lo que podemos hacer. Para mí, sobre todo, hacer algo con mis manos es muy agradable y es sanador.

Massimo: recuerdo leer en algún lado y después lo aprendí yo mismo cuando estuve haciendo mis experimentos como panadero que hay un placer especial en el tocar las cosas.

Gabriela: Es como una alquimia, es como un proceso alquímico de transformar, de mezclar en plan mago, en meter varias cosas en una cacerola, meterlas en el horno y que salga algo tan bonito. Para mi, es el placer también el arte y lo que creo que motiva a los artistas es esta necesidad de crear algo fuera de sí mismo y que pueda ser apreciado y disfrutado por los demás.

Massimo: Wow, de estar en real estate, acabaste transformándose en un artista.

Intentando resumir, creo que en realidad en tu modelo de negocio, lo que estás haciendo es integrando diferentes productos y transformándolos en un producto nuevo, lo que se llama el “turnkey” o “integrated product” o un sistema de productos, lo que sería una innovación.

Viste lo que estaba sucediendo con la pandemia y lo que estaba pasando con los negocios a tu alrededor y no solo estás haciendo un negocio sino también ayudando a la comunidad.

¿Sabes que están haciendo tus clientes? ¿Y sabes que están haciendo los competidores?

Gabriela: Esta tendencia de lo que se puede llamar Food Style Inc, qué es lo que entraría un poco mi proyecto, era es una tendencia que yo no había visto aquí en España. Yo tengo mucho contacto, por ejemplo, con las tendencias que actualmente se manejan en EEUU y en Australia y esta tendencia del “food styling” es llamada “grey grazing” que en castellano sería pastoreo. La asociación no es literal, lo que se quiere transmitir con la tendencia “grazing” es servir la comida de una forma visualmente creativa, apelando a la vista y que la persona pueda tomar y probar de diferentes bocados con “one bite”, es decir con una pieza que se pueda tomar con tu mano y no haya que picar.

El concepto es un poco diferente del de catering tradicional. Yo no había visto nada parecido en España, sin embargo, recientemente he visto algunas iniciativas locales y me encanta verlas porque creo que cuando hay competidores es que hay un mercado también.

He visto como los restaurantes y gente que se dedicaba a la producción de por ejemplo, galletas o pastelería, están buscando estos formatos de cajas, para aprovechar este momento en el que el delivery y el take away está funcionando (al menos aquí en España).

Con las restricciones, la hostelería y la restauración se han visto muy limitadas en sus horarios, entonces lo que hacen es transformar esta experiencia gastronómica y recibir algo en tu casa que además de ser sabroso, sea bonito y agradable de compartir.

Yo sí he visto que están surgiendo iniciativas de locales y restaurantes que se están adaptando y por ejemplo están invirtiendo en packaging y en hacer de la comida una experiencia gastronómica más que ser únicamente funcional.

Massimo: Hacer de la comida una experiencia gastronómica sensorial… No había escuchado los términos “grazing” y “food styling” y estoy seguro que muchos otros tampoco. Es interesante ver cómo existe un sector, un segmento realmente de mercado y prácticamente hay toda una actividad alrededor. Creo que había sucedido algo similar con las prendas de vestir, algunas marcas empezaban a mandar la ropa con un pequeño detalle para que se sintiera el efecto del regalo.

¿Hace cuanto empezaste?

Gabriela: Esto surge aproximadamente en julio, cuando se acababa la cuarentena y empezaban a levantarse un poco las restricciones. Me invitaron a una cena en la cual veo que había una mesa muy bonita y estilizada que llamó mi atención y me dije: aquí hay algo más que un simple catering.

Pregunté y me hablaron de esta tendencia de “grazing” y empecé a investigar y ver estas mesas hermosas y el tema de la de las cajas también. Como ya se habían ablandado un poco las restricciones, decidí hacer una comida en casa, ya que a mi me encanta cocinar y además cocinar para los demás. En esa cena decidí estrenarme y armar una mesa decorada ya que aparte me encanta la decoración de interiores. Entonces lleve esa pasión al momento de la comida.

Algo que también creo que es importante y que disfruto mucho, es el cuidado por los detalles; entonces ahí empecé diciendo: ¿qué tal si pongo esta galletita aquí, se ve bonito y es agradable?. Ver la reacción de la gente cuando vino a esta comida que hice en mi casa me llenó de mucha satisfacción.

Empecé también a buscar los formatos puesto que no era posible hacer reuniones en casa porque estábamos limitados a máximo tantas personas, entonces tengo que buscar la manera de poder llevar esta experiencia y que sea portátil, por lo que surge el tema de las ‘boxes”.

Hay diferentes tamaños de boxes y puedes pedir un tamaño muy pequeño o uno muy grande y lo bueno es que yo he podido seguir comprando mis productos a los proveedores, en los obradores, en las panaderías locales y también ha sido bonito cuando yo voy, por ejemplo, en época de crisis y hago un pedido de un kilo de galletas y puedo notar el agradecimiento. Esto es algo que también me llena mucho a nivel personal y a nivel espiritual.

Massimo: Si, esto está empezando a sonar, dicen: “si quieres ayudar a un pequeño negocio, si quieres ayudar un emprendedor, compra sus productos, contrata sus servicios”

Gabriela: fíjate, que yo creo mucho en eso, porque he visto que no soy la única y es precisamente cómo nace la motivación de nuestro proyecto, de apoyar a la pequeña economía, que es que surge de estos momentos de crisis. Yo creo que dentro de lo aparentemente negativo hay un valor de la

oportunidad y cuando todo se ha acabado o entrado en crisis es el momento también del nacimiento, es parte de la ley de la naturaleza. Cuando algo muere, no muere sino se transforma en otra cosa, yo valoro mucho toda esa gente que ha tomado la iniciativa.

Soy la primera que invierte; de hecho todos mis regalitos y detallitos de navidad se los he comprado a una chica que hace velas artesanales. El otro día compré una mermelada artesanal de una chica que también perdió su trabajo durante la pandemia y ahora está haciendo mermeladas artesanales. Entonces creo que es un círculo y mientras tú inviertas en los proyectos de la economía local es así como empieza el motor y empieza todo a resurgir.

Massimo: me parece muy interesante y esto obviamente lleva a un punto que es interesantísimo, que tal vez merece una plática en si, es en el ver que esto sigue y aparentemente no vemos realmente cuando va a acabar. En qué momento dejamos de estar apegados a ver si regresa aquello que era lo que funcionaba, en qué momento decimos que hay que renacer, que hay que reinventarnos y me encanta la idea de que se ayuda a la economía local.

Me encantaría entrevistar a estas nuevas emprendedoras porque este es el nuevo mundo que está empezando, es el nuevo comercio.

¿Tienes alguna oferta en especial que quieres promocionar o qué estás preparando para que se pueda, obviamente, usar?

Gabriela: Claro, actualmente los servicios que estoy ofreciendo, constan básicamente de dos cosas, está el tema de las “funky tables”, de las “grazing tables” y consiste en que tú, por ejemplo, tienes una cena en tu casa, no quieres cocinar y quieres ofrecer algo diferente a tus invitados, pues ahí entro yo. Yo me encargo de todo, seleccionamos el menú, el tipo de comida que quieres y te paso una propuesta. Luego voy a tu casa con todo lo necesario, te armo tu mesa y simplemente tú te tienes que dedicar a disfrutar; eso por un lado, ese es un servicio que estoy ofreciendo.

Por el otro lado, están los productos ya finales como tal. En este sentido se trata de las “boxes”, entonces estas pueden ser dulces o saladas o una mezcla de ambas. Las que están saliendo ahora más son las dulces, entonces consisten en una selección muy cuidada, muy bonita y muy sabrosa, sobre todo de galletitas hechas de forma artesanal, por pastelerías muy reconocidas en Barcelona por su tradición y por por la calidad de su producto.

Una “box” es un excelente regalo, no solamente, como detalle navideño sino también, uno de mis clientes fuertes también se están convirtiendo en las empresas que quieren hacer regalos de empresa a sus empleados. Entonces les he preparado por ejemplo, el tema de las galletitas personalizadas, también es posible colocar el nombre de tu empresa a tu galletita; esto es algo que muestra que hay un cuidado al detalle y esto trae alegría a cualquier persona; la gente quiere en estos momentos ser cuidada, quiere disfrutar de cosas bonitas, quiere compartir y si tú puedes unir todo esto en un producto, en una experiencia, pues creo que el éxito es inevitable.

Massimo: Se transforma en una en una caja de galletas hechas realmente para ti, realmente personalizada, que dices: !ay qué bonito!, que casi salió de tu propio horno y por lo que entiendo, incluye mucho más que simplemente galletas.

¿Cuáles serían los tres deseos, las tres cosas que tú crees que necesitas ahorita? Probablemente alguien que ve este vídeo pueda proveer ayuda o se puede abrir un servicio o simplemente sirve saber que necesitamos porque entre todos nos ayudamos.

Gabriela: claro que sí, te hablo desde el punto de vista personal, una de las cosas que quizás a veces necesita un emprendedor, porque en el emprendimiento y en la empresa como tal y en el llevar a cabo un proyecto, hay varias variables que confluyen entre sí.

En primer lugar está la idea, l;a cual tiene un gran valor ya que es muy importante, luego está la parte de la ejecución, obviamente porque hay muchas ideas pero realmente llevarla a cabo y materializarla es otro punto importantísimo, pero creo que una cosa necesaria para las personas que tienen la idea y tienen la capacidad de materializarla, es la parte de estructura. La estructura, por ejemplo el manejar conceptos de costos, de organizar las facturas, etc, en España las cosas a veces no son tan fáciles a nivel burocrático y para llevar a cabo tu negocio en forma legal hay una cantidad de cuotas para ser autónomo que hay que pagar y que son muy altas.

Una de las cosas que deseo sería que estas cosas fueran un poco más sencillas, y que gente que

tenga el conocimiento, nos brindara estructura y orientación a personas que como yo tenemos ideas y la capacidad de llevarlas a cabo; eso sería algo muy importante.

Otro deseo para mi seria la capacidad de difusión de mi proyecto, por eso también valoro y agradezco iniciativas como la que están tomando ustedes, de dar a conocer todas esas pequeñas historias sobre todo, ni siquiera los productos, pero las historias que hay detrás de sus productos y detrás de esas iniciativas que al final es lo que inspira y creo que esto es muy importante porque creo que como humanos nos inspira ver a otras personas haciendo lo mismo, que están teniendo quizás los mismos obstáculos. Esto es útil para poner todo como en contexto y perspectiva, esto siempre es muy inspirador, por lo menos a mí me apasiona y me inspira ver a gente haciendo lo que ama, entonces más iniciativas de difusión y más herramientas de difusión para todos estos productos y servicios creo que es algo bueno que sería un gran deseo para mí.

Como tercer deseo, sería que todos logremos atravesar este periodo con entusiasmo y con optimismo. Esto es un deseo para mí, es un deseo para ti y para todos los que nos están escuchando. Mi deseo es mantener un poco la perspectiva y que al final nada es definitivo, incluso este periodo va a finalizar y normalmente luego de estos periodos lo que viene es un proceso de renacimiento, de crecimiento, de florecimiento y de conectar .

Hay que mantener el espíritu y conectar con la con la alegría, con el optimismo, con la colaboración e invitar a la gente a crear porque en la creación hay un proceso sanador y una alquimia de transformar todo lo que llevamos dentro en algo hermoso y más si es algo que va a traer alegría a otros.

Massimo: Bellísimo deseo, espero que se nos haga realidad. Muchísimas gracias Gabriela d’Aloia de Funk y Tables, gracias por estar con nosotros hoy.

Para quienes vean este vídeo, siéntanse libres de contactar a Gabriela directamente, los datos van a estar en la descripción del vídeo.

Suscríbase a nuestro canal porque tenemos emprendedores de todo el mundo, en este momento ya van más de 150 entrevistas en 27 países, en 14 idiomas, hechas por un pelotón de 70 y algo voluntarios, no sé cuántos son porque están aumentando, entonces manténganse conectados.

About the Guest

Gabriela D’Aloia nació en Venezuela de padres italianos, viene de formación periodista, vive en Barcelona hace 9 años y es la creadora de Funky Tables: un “grazing catering” que ofrece que combina el amor por la Cocina con el estilismo gastronómico, logrando una presentación espectacular visualmente. Los productos que utilizamos provienen de pastelerías y productores locales. La idea es ofrecer un formato gastronómico para disfrutar y compartir en bocados pequeños dulces y salados listos para tomar con una mano y probar un poquito de todo, de forma lúdica y divertida.

https://www.instagram.com/funkytables/

The UN-registered nonprofit social initiative that helps small businesses and self-employed professionals to overcome the challenges of the pandemic.

The UN-registered nonprofit social initiative that helps small businesses and self-employed professionals to overcome the challenges of the pandemic.