Lockdown Economy en una escuela de natación inYucatán

The interview was transcribed and adapted into an article by Diana Sanchez.

Lockdown Economy es una iniciativa social internacional que ayuda a los empresarios de todo el mundo a superar el COVID-19 y así poder reactivar la economía. Se trata de una serie de entrevistas en las que empresarios de diversas partes del mundo, así como de diversos giros e industrias, nos comparten cómo les ha afectado este encierro y cuál es la situación de su mercado en la actualidad. Estamos registrados como una Sociedad en conjunto con las Naciones Unidas para Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En esta entrevista (grabada el 22 de Septiembre de 2020) Rony Alonzo, nuestro entrevistador local en Yucatán México, habló con Carlos Manuel Franco quien es contador público de profesión y al cual su pasión por el deporte lo ha llevado hacia el camino de la natación. Su empeño y dedicación le han permitido obtener distintos logros como ser el primer yucateco en haber cruzado el Canal de la Mancha ( De Inglaterra a Francia) en Septiembre del 2018, así como también ser el primer nadador del sureste en haber dado la vuelta a la Isla de Manhattan, Nueva York, con aguas a 16 ºC y 47Km en julio de 2019. Carlos es entrenador, ha preparado a más de 500 personas para realizar diferentes nados en aguas abiertas y ha impartido clínicas de natación organizando eventos para fomentar el deporte en el estado.

¿A qué te dedicas? ¿Tienes algún negocio?

Carlos: Yo soy contador público y tengo una Maestría en Administración. Actualmente me desempeño en Acuática Antares, que es una escuela de natación de la cual tenemos dos ubicaciones, una está en la Colonia Maya, cerca de Altabrisa y la otra está en Sitian, muy cerca del fraccionamiento Las Américas . Nos dedicamos a dar clases de natación, la enseñanza va desde bebés hasta adultos mayores. Tenemos muchos tipos de entrenamientos y hace 12–13 años que me dedico totalmente al entrenamiento deportivo.

¿Qué ha sido lo más difícil para Acuatic Antares, desde el inicio del confinamiento?

Carlos: Como empresario te puedo decir que el deporte fue uno de los más afectados por la pandemia del Covid. Llevábamos más de 5 meses sin abrir y solo hasta este mes pudimos abrir las acuáticas. Esta pandemia ha sido una experiencia que nadie estaba

preparado para vivir y sobrellevar. Muchos negocios han sido afectados, muchos han tenido que cerrar, llevan bastante tiempo sin labor y la acuática no es la excepción.

Tengo amigos que cerraron sus escuelas de natación y de hecho, todavía no las han abierto por no poder cumplir unos requisitos mínimos que piden las autoridades. Otros han decidido mantener cerrado el negocio por decisión propia, ya que está muy difícil la situación económica actual en la entidad.

¿Siguen operando? Si es así, de qué manera están operando? ¿Están implementando alguna medida o algún protocolo?

Carlos: Nosotros, de entrada, estamos ya operando. Abrimos las dos escuelas con una medida de seguridad muy cuidada y con protocolos de sanidad muy estrictos. Tenemos clases por cita y tenemos horarios preestablecidos. Manejamos dos frecuencias de clases nada mas; tres veces por semana y dos veces por semana. La intención es tener una lista de todos los usuarios que hacen uso de la alberca para tener control de la temperatura, de las condiciones físicas en las que se presentan, etc.

Sabemos que hay personas asintomáticas pero también estamos disminuyendo mucho la posibilidad de riesgo en las instalaciones. No se están usando vestidores, no hay permanencia en la instalación y ofrecemos clases de 50 minutos solamente. Tenemos una entrada por un acceso y otra salida en otro acceso de la escuela, de tal manera que evitamos que se junten las clases para evitar cualquier tipo de contagio.

Estamos trabajando a un 25–30% de capacidad. Sólo trabajamos de lunes a viernes, siendo que nosotros en el pasado habríamos de 6 de la mañana a 10 de la noche, trabajábamos sábados y teníamos mucha actividad. Entre las cosas que hemos hecho es que no estamos recibiendo a bebés; consideramos que los infantes menores de 4 años deben permanecer en sus casas. Tenemos mini grupos para los niños de 4 a 11 años ya que estos necesitan por salud activarse físicamente.

Nosotros estamos ofreciendo un espacio a los individuos, tanto niños como adultos, para que se activen y así fortalezcan el sistema inmunológico. Una escuela de natación, un acuático, un deportivo, como el nuestro, están bien tratados con químicos de cloro, etcétera. Los espacios de tránsito común están muy cuidados, tienen baja afluencia y nos basamos en citas. Nuestro protocolo está incluso mejor que el de otros lugares, como supermercados, tiendas departamentales, restaurantes, etc.

Tenemos un protocolo a seguir y nosotros por medio de las redes sociales invitamos al público a que vean el protocolo de seguridad que llevamos, para que la gente vea cómo estamos trabajando. Estamos tratando de optimizar los recursos que tenemos para dar el servicio que tanto nos habían solicitado los usuarios durante toda esta contingencia.

Me comenta que están operando al 30%, ¿Cuántos usuarios solían tener antes del inicio de la pandemia?

Carlos: Una instalación como las que tenemos en Aquatic Antares, podría recibir a más de 500 usuarios durante un mes. El giro de la natación es muy fluctuante, depende del mes, del calor y de muchas otras cosas. Hoy por hoy te puedo decir que no tenemos ni el 10% de esa afluencia, lo cual es significativo; sin embargo, estamos operando porque mucha gente nos está pidiendo los servicios ya que, por salud o por rehabilitación los necesita. Tenemos mucha gente de la tercera edad, que aunque son los más vulnerables, tienen necesidad de activarse físicamente. Considero que tenemos que proporcionar el servicio, tenemos que ser parte de esta activación económica, no podemos quedarnos cerrados, no podemos decir que el deporte no está en la mente de las personas, cuando sabemos que un sistema inmunológico fortalecido puede significar la vida y la muerte de una persona. Es importante fortalecer la capacidad pulmonar ya que que la pandemia afecta las vías respiratorias. Un deportista que hace natación fortalece los pulmones y fortalece el sistema cardiovascular, entre muchas otras bondades.

¿Estos clientes que tienes ahora, son clientes habituales o son nuevos clientes?. ¿Estás haciendo algo para darte a conocer y tener nuevos clientes?

Carlos: Los que tengo ahora son usuarios que han estado con nosotros desde hace 12 años y que se han ido incorporando. No solo se trata de la situación que estamos viviendo, mucha gente ha perdido su trabajo y por eso decidimos apoyar a aquellos que lo necesitan y no cobrar nada de inscripción; sólo lo que es una mensualidad adecuada al día de hoy. Hemos mantenido nuestras cuotas a pesar de que los gastos fijos son muy grandes, con tal de dar ese servicio.

No hemos hecho promoción como tal, porque el boca a boca es lo que mejor nos ha servido y como nuestra capacidad está reducida al 30% no queremos tener más clientes de los que podamos atender. Hemos estado en contacto con aquellos que han estado con nosotros desde siempre y que ellos sean quienes tomen la decisión de reincorporarse. Algunas personas han visto que estamos abiertos, saben de los protocolos que seguimos y se han acercado para inscribirse. Al final de cuentas en Antares recibimos a toda persona que quiere activarse físicamente.

¿Sabes cómo le está yendo a otras escuela de natación y a algunas personas que se dedican a enseñar ? ¿Has escuchado de qué manera están operando y qué están haciendo?

Carlos: Sí, conducimos el movimiento para que las autoridades nos permitieran aperturar las acuáticas. Nos reunimos varias escuelas, de las cuales tres ya están abiertas. Ellos están en las mismas condiciones que nosotros, están trabajando a un 10–15% de su capacidad. Los usuarios están regresando poco a poco, tenemos mucha comunicación entre nosotros para dar opciones e ideas de cómo ir mejorando nuestra actividad. Ha habido mucha colaboración con ciertos colegas y esa comunicación no la hemos perdido.

Hay un colega que se dedica mucho a bebés, su escuela es más pequeña que la nuestra y está batallando un poquito más porque su capacidad instalada es menor y también porque hay mucho escepticismo.

Creemos que lo que se está viviendo con la pandemia es una generalidad en toda la parte deportiva, no es nada más de un solo negocio. Consideramos que en meses venideros y cuando ya estén bajando los contagios, la gente va a ir saliendo, se van a ir reactivando otros negocios, la economía va a ir fluyendo, se van a ir generando oportunidades de trabajo y oportunidades de servicios.

Ahora mismo estamos generando sinergias y somos clientes de nuestros clientes, sabemos quienes son nuestros clientes y qué negocios tienen, por lo que tratamos de ser recíprocos y consumimos lo que ellos producen.

Roni: Me parece muy bien lo que comentas de las agrupaciones y de cómo se están ayudando mutuamente entre colegas y clientes.

Lo que me comentas de las acuáticas que se dedican a bebés, me parece particularmente difícil, ya que los bebés no pueden ir solos, sino que requieren de un adulto que los acompañe y esto afecta la afluencia de público en las instalaciones. Por eso me parecen importantísimas estas alianzas que cometas.

LockdownEconomy provee un espacio para que todos juntos podamos reactivar la economía.

¿De qué manera el Covid19 ha impactado los ingresos del negocio?

Carlos: Como empresario, te digo que cinco meses sin poder operar es un tiro de gracia a cualquier empresa; nosotros podemos subsistir gracias al apoyo de nuestros usuarios. Cuando esta pandemia se detectó, descubrimos muchas y diversas capacidades que tenían nuestros maestros. Uno de ellos es muy bueno en las cuestiones digitales, más concretamente en hacer videos. Otros se pusieron a crear programas via Zoom, a dar clases por internet a nuestro equipo de natación.

Aun así, tuvimos que dar de baja a algunas personas y nos quedamos con el personal que llevaba más de 5 años con nosotros. Los otros trabajadores eran estudiantes que trabajaban esporádicamente. Mantuvimos una cuadrilla de más de 12 personas durante 5 meses.

Los usuarios que se solidarizaron con nosotros estuvieron dando aportaciones para que nosotros pudiéramos salir adelante, al menos con los salarios de los maestros. Gracias a estas aportaciones el negocio no se vio en la necesidad de cerrar o quebrar como le pasó a muchas escuelas.

Gracias a esas iniciativas durante la pandemia, creamos material digital sin costo alguno, para que la gente que tuviera alberca en su casa viera cómo darle una clase de natación a sus hijos y pudiera sacarle provecho a este encierro.

Solicitamos créditos bancarios para poder subsanar los impuestos, la electricidad, los servicios, etcétera y ahora le estamos apostando a una recuperación económica lenta pero paulatina para poder solventar esos pagos. No hubo ningún tipo de condonación por parte del gobierno federal para los empresarios.

No pudimos recibir ningún tipo de apoyo por parte gubernamental, así que, nos hemos mantenido sólo de la iniciativa privada, la solidaridad de nuestros usuarios y los préstamos a los que tuve que recurrir. Me he dado cuenta de que el negocio inició así, sin ningún tipo de apoyo por partes externas. Como todo emprendedor sabemos que el camino es duro pero siempre tenemos la actitud de salir adelante.

¿Tiene algún proyecto, algún plan a futuro?

Carlos: el proyecto es seguir dando nuestros servicios, promocionarnos y esperar a que las autoridades nos permitan aumentar nuestra capacidad de recepción, poder abrir los vestidores y los baños que por el momento los tenemos cerrados.

Sabemos que cuando se reactive la economía vamos a dar mejores servicios y vamos a apostarle a la publicidad otra vez; realizaremos eventos deportivos dentro

de la institución y haremos entrenamientos de aguas abiertas, que es algo que nos

fascina, ya que todo lo que he hecho de natación a nivel internacional me gusta compartirlo con nadadores de aquí en la localidad.

También tenemos planeado hacer el evento “Uniendo Puertos” que son 45 kilómetros desde Progreso a Sisal y se hará con el objetivo de promocionar los puertos de la entidad de nuestro estado. Iba a venir gente de la república y hasta alguien del extranjero pero obviamente ahorita no se puede por temas de salud.

La estrategia de la acuática es dar el servicio, seguir incentivando a la gente a que se active, ya que esto es salud. A medida que se nos siga permitiendo aumentar el volumen de usuarios vamos a poder dar las promociones que dábamos anteriormente, ya que ahora con el poco aforo que tenemos, dar promociones no nos saldría a cuenta; de hecho hoy por hoy no estamos en el punto de equilibrio, estamos trabajando simplemente por dar el servicio y seguir conservando los empleos de nuestros colaboradores.

Roni: Desde LockdownEconomy esperamos que estos planes a futuro y que han sido postergados puedan darse. A los fanáticos de la natación, estoy seguro, que tener a Carlos como profesor, instructor y cómo ejemplo seguro les fascinará.

¿Nos podrías decir tres cosas en las que, tal vez, necesitas ayuda o con las que te gustaría tener una colaboración?

Carlos: me gustaría reconocer el apoyo que tuvimos de nuestros usuarios durante estos cinco meses, la verdad no hay como pagarles.

Hoy por hoy el apoyo es difundir que el deporte es esencial, sea cual sea; si es la natación, bienvenidos a Antares; pero que la gente sepa que se tiene que activar físicamente para mejorar las condiciones de salud y permanecer saludables.

Otra parte de apoyo sería promocionar la escuela, que nos vayan a visitar y vean que estamos trabajando con mucha alegría y muy cuidados, así que la promoción de boca a boca sería de mucha ayuda.

Básicamente son las dos cosas que yo les pediría, que nos apoyen a incentivar que la gente haga ejercicio, no solo para una escuela de natación sino en general y a los que deseen visitarnos les estaríamos muy agradecidos.

¿Para todos aquellas que están interesadas en conocerte, cómo pueden encontrarte?

Carlos: Si, en Instagram aparecemos como: https://www.instagram.com/antaresacuatica/

en Facebook como: https://www.facebook.com/antares.merida

Estas son las páginas oficiales de la escuela de natación de ambas sucursales.

Aquí pueden seguir todas las travesías, entrenamientos y todo lo relacionado con el mundo de aguas abiertas. Me pueden seguir y me pueden localizar e incluso preguntar acerca de la escuela. Yo estoy 100% a cargo de ambas escuelas y si no estoy dando la clase me pueden localizar en cualquiera de las redes sociales, y siempre voy a estar dándoles un seguimiento muy personal a cada uno de nuestros usuarios y a los que no son nuestros usuarios, que deseen algún tipo de asesoría, me pongo a sus órdenes.

Soy entrenador virtual de mucha gente fuera de Mérida y les mando estos entrenamientos, esa es otra parte de mis actividades.

Así que estoy a sus órdenes en Antares Acuáticas, con gusto los vamos a recibir.

¿Te gustaría compartir algo más antes de finalizar la entrevista?

Carlos: pues antes que nada decir, que lo que no nos mata, nos hace más fuertes y esto del Covid nos va a hacer mas fuertes y vamos a tener una experiencia más todos los que la hemos vivido.

Yo tengo un lema muy graduado y tatuado en mi corazón que es: “persiguiendo grandes retos” y perseguir grandes retos es cualquier deporte o cualquier cosa que sea importante para nosotros en nuestra vida diaria.

Si me hacen el favor de seguirme en mi red social, les invito el próximo año al “Cruce Catalina”, que habíamos suspendido en este 2020 pero que lo haremos en el 2021. Vamos a traer la triple corona para aguas abiertas en el estado de Yucatán, eso me tiene muy orgulloso. Es mi motivación para seguir como deportista, traer algo a México y a mi estado que nos llene de orgullo a pesar de cualquier pandemia que se presente.

Roni: gracias a Carlos por estas palabras motivadoras, estoy seguro de que también las personas necesitan escuchar que a pesar de todo podemos encontrar la salida y los buenos momentos a pesar de estas crisis.

The UN-registered nonprofit social initiative that helps small businesses and self-employed professionals to overcome the challenges of the pandemic.

The UN-registered nonprofit social initiative that helps small businesses and self-employed professionals to overcome the challenges of the pandemic.