Lockdown Economy Mexico City Generando mejores conversaciones entre las personas y los equipos

The interview was transcribed and adapted into an article by Diana Sanchez.

Lockdown Economy es una iniciativa social internacional que ayuda a los empresarios de todo el mundo a superar el COVID-19 y así poder reactivar la economía. Se trata de una serie de entrevistas en las que empresarios de diversas partes del mundo, así como de diversos giros e industrias, nos comparten cómo les ha afectado este encierro y cuál es la situación de su mercado en la actualidad. Estamos registrados como una Sociedad en conjunto con las Naciones Unidas para Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En esta entrevista (grabada el 11 de noviembre de 2020) Flavio Borges, nuestro entrevistador local en Ciudad de México, habló con Sergio H Ledward, director de Nautilus S.C.,una pequeña empresa de capacitación y desarrollo personal ubicada en Celaya, Guanajuato.

En la entrevista se habla de cómo Sergio cambió completamente de giro y dejó la ingeniería por completo para formar parte del mundo de las conversaciones, a través de la capacitación, el desarrollo humano y los servicios abiertos a la gente, así como el utilizar diversas metodologías para obtener mejores resultados.

Uno de los retos que ha tenido que enfrentar Sergio es el de dejar la ingeniería y dedicarse a estas habilidades blandas tales como comunicación, liderazgo, trabajo en equipo, etc; así como los retos propios de la pandemia ya que ha tenido que reinventarse y ver qué hace distinto.

¿Podrías hablarnos acerca de Nautilus y de ti?

Sergio: Originalmente soy ingeniero industrial, los primeros años de mi carrera me dedicaba a tiempos y movimientos, a aumentar la eficiencia y luego di un giro por completo, para meterme en el campo de las conversaciones, de cómo ayudar a los equipos, a las personas y a las empresas a generar más y mejores conversaciones a través de varias metodologías.

Estoy metido en el campo de la capacitación en el desarrollo humano, los servicios abiertos a la gente y ahora, con la charla previa, estoy reflexionando y creo que éstos dos saltos han sido retadores; el de dejar la ingeniería y dedicarme a estas habilidades blandas, (comunicación, liderazgo, etc), y el salto que los tiempos pandémicos nos está obligando a dar, el de reinventarnos y ver qué hacemos distinto, etcétera.

La narración me apasiona, creo que no hay una herramienta de comunicación más poderosa que utilizar historias, entonces también cuento cuentos, cuento historias dentro de las capacitaciones y además de gusto tengo dos libros de cuentos.

Ahora aprovechando la pandemia y el tiempo que he tenido, puesto que algunos proyectos están en pausa, escribí el sexto de mis libros, justamente sobre narración.

Nautilus es la empresa que generamos para hacer colaboraciones y para armar equipos y atender un proyecto en específico, un programa donde se requieran distintos talentos y abrir la plataforma. El proyecto es un poco como lo que están haciendo ustedes ahora de generar diálogos y ver cómo nos apoyamos.

Flavio: Es muy interesante el brinco que diste del area de física matemática o estructural a la parte humana.

Sergio: yo creo que en mi caso, el brinco lo debí de haber dado, antes de estudiar. Es un tema de estar abiertos a seguir aprendiendo y viendo por donde nos va llevando la propia pasión, el propio talento y las circunstancias alrededor. Yo, personalmente me di cuenta de que aunque podía hacer ingeniería, no era lo que llenaba mi corazón, que prefería dialogar, generar aprendizajes y buscar hacer crecer a los equipos que hacen crecer las eficiencias.

Estos momentos de cuestionarnos para dónde vamos, hay un alto obligado de reflexión, de reinvención, de decir: ya no podemos hacerlo como antes, aunque queramos; entonces hay que ver cómo nos reinventamos y muchas veces es difícil y no queda de otra, pues si se acaba el contrato, se pone en pausa el proyecto, a veces no hay más que soltar la creatividad y buscar por aquí y por allá generar lazos y conexiones.

Estás ubicado en Ciudad de México?

Sergio: No, estoy en Celaya, Guanajuato, aunque mucho de mi trabajo, cuando aun se hacía de forma presencial, se realizaba en Ciudad de México; también en la zona del Bajillo y Queretaro. Entonces puedo decir que soy medio chilango de adopción, pero físicamente tienen su casa en Ciudad de México.

¿Qué has estado haciendo referente a tu negocio durante esta época de pandemia, que iniciativas has tomado o que estudio has hecho para atraer más clientes?

Sergio: lo primero fue bien curioso, en el año anterior me había dado cuenta, después de un análisis, que el “core” de mi negocio estaba en las organizaciones. Yo hacía programas abiertos al público, sobre todo de programación neurolingüística y de coach de comunicación, en el que la gente se inscribía y venía a mi espacio a formarse. Otra parte de mi negocio tenía que ver con yo ir a la empresa, con el equipo gerencial, con el equipo directivo, con supervisores y trabajar ahí.

Haciendo numeritos me di cuenta de que lo que estaba haciendo el negocio fuerte tenía más que ver con las organizaciones, entonces decidí ir dejando lo abierto al público para meterme más en el campo organizacional y así arranqué inocentemente el 2020. Luego se vino la sorpresa del murciélago allá en China y todo lo que nos tiene aquí platicando y entonces, curiosamente, la puerta que se abrió, fue el trabajo persona a persona y los talleres abiertos, ahora, a partir de plataformas tecnológicas.

Para mí, fue muy asombroso la buena recepción que tuvo y ver la necesidad de la gente de tener más herramientas para enfrentar estos tiempos inciertos y abrí algunos talleres en línea, que sigo dando. Luego se abrieron algunas posibilidades con empresas en modalidades distintas, lo cual también ha sido bien interesante. He dado algunas cosas físicamente, con Lego Serious Play, para trabajar esto de la sana distancia y limpiando las piezas. Para aquellos que no conozcan la metodología de Lego Serious Play, les puedo contar que se utilizan piezas de Lego para generar modelos que representan objetivos, proyectos, retos, broncas, etcétera. Entonces probé limpiando y los equipos un poquito separados, esto fue un bonito reto.

Hace un par de semanas trabajé en línea, pero presencial, lo que quiere decir que el equipo estaba completo del otro lado de la pantalla pero yo estaba de este lado. Considero que éstos han sido buenos retos para el desarrollo de habilidades nuevas, tanto el cómo conectamos, no sólo en el ámbito racional, sino también emocional y cómo conectamos con otro ser humano a través de una pantalla, porque todas nuestras decisiones tienen un componente del corazón o un componente emocional.

Siendo honesto, este tiempo ha sido bien retador pero también ha habido momentos de ampliar las habilidades. En este momento yo me reconozco capaz de hacer cosas que no podía hacer en noviembre del año pasado y que ni siquiera sospechaba.

Quizá te haya pasado a ti también, que de repente echamos el ojo hacia atrás y vemos que ha estado duro, pero hemos ido aprendiendo en el camino.

Flavio: Si, ahorita estamos como en la época de niños: como esponjas, absorbiendo todo lo que se puede y aprendiendo todo lo que se puede, indagando qué plataformas nos pueden servir para dar mejor un taller, para involucrar a la audiencia, para engancharlos, etc. Es como dices tú, todo un reto, sobre todas las áreas intangibles, ya que muchas veces las empresas no saben qué provecho se saca de algo cuando no es presencial y no pueden medir la efectividad de tu metodología.

Sin embargo, se han encontrado muchísimas vertientes y pluses que se pueden ofrecer para dar los cursos en línea y no perder tanto esa esencia.

Sergio: Estamos en tiempos en que los presupuestos se reducen, se estrechan y una de las cosas que normalmente se estrecha es el presupuesto dedicado al desarrollo de las personas, a la capacitación y es paradójico, porque por un lado no hay mejor momento para invertir en esto, pero también puede ser como el peor de los momentos porque hay poco dinero; entonces existe una paradoja interesante de resolver para las organizaciones.

Como facilitadores y consultores, estamos entre la espada y la pared, porque entendemos la necesidad y la ventaja se que todo es en línea ya que puede ser más fácil y puedes abarcar inclusive otro mercado más amplio, sin embargo, muchas veces las empresas no cuentan con el presupuesto necesario.

Con relación a tu competencia, ¿cómo has visto el mercado? ¿Has hecho algún estudio, has visto, has sondeado o has creado más sinergias o alianzas comerciales para hacer el famoso “win win” con personas que nos dedicamos a lo mismo?

Sergio: por supuesto, una de las cosas que a mí en, lo particular, me ha quedado claro es que la palabra “competencia” se está quedando para tiempos pre pandémicos, es como de la prehistoria, más bien, estoy pensando más y más en que somos colegas, que así deberíamos de mirarnos y tendernos la mano unos a otros.

Generé una iniciativa a la que le puse: “Diálogo sin Distancia”, la cual está siendo algo parecida a LockdownEconomy. Estoy entrevistando sobre temas del expertise de alguno de mis colegas, de mis amigos, en distintos lugares y entonces ha sido un periodo también de mucho aprendizaje, de llevarnos a proyectos conjuntos.

Ha sido también, algo rico de estos meses, que he tenido la posibilidad de trabajar junto con otros colegas, hacer juntos un taller, hacer juntos una intervención y entonces aprender un montón. Creo que es una de las enseñanzas grandes que he sacado, porque para el facilitador, por lo menos en mi caso, es común hacer el trabajo solo, enfrentar al grupo solo, aprender tu solo y aún cuando formes parte de un despacho más grande, con muchos facilitadores, el trabajo frente al grupo normalmente es un trabajo de uno a uno.

Ahora con esta posibilidad de trabajar en conjunto, las habilidades de uno, enriquecen las habilidades del otro y yo, le apuesto a que éste tipo de cosas se vayan quedando ya en la práctica tradicional; así como difícilmente dejaremos el “home office” por completo y mucho se va a quedar en línea. Yo espero que mucho del espíritu de colaboración también se quede y que la idea de la competencia se quede atrás y más bien seamos más y más colegas.

A veces se requiere meter el hombro y si por ejemplo, alguien está encontrando un nicho exitoso, pero sus talentos y sus capacidades no lo cubren por completo, pues ahí hay grandes posibilidades de abrir la puerta a estrechar la mano, aunque sea virtual y trabajar juntos.

Flavio: Es una muy buena perspectiva para lo que está proyectando porque en realidad, como dices, sí somos cada vez más, las personas que necesitamos apoyo de otras y en conjunto podemos lograr grandes cosas y abarcar mucho más mercado.

¿Podrías decirme tres cosas con las cuales tú necesitas ayuda, porque muchas personas que van a estar viendo este vídeo probablemente te pueden apoyar en algo que necesites?

Sergio: Creo que la primera cosa tiene que ver con pasar la voz, con hablar de que es un gran momento para seguir aprendiendo y que abramos la puerta a aquellos profesionales que podemos ayudar a generar mayores diálogos que nos lleven al aprendizaje y a mejores resultados. Creo que eso es algo en lo que nos podemos ayudar todos.

Un amigo decía que muchos estamos anhelando regresar a la vieja normalidad, pero la verdad es que la vieja normalidad no estaba tan padre, tenía sus ventajas, pero creo que podemos generar mejores normalidades que la de hace meses atrás, pero pasa por el aprendizaje pasa porque aprendamos juntos.

Pensando también en la parte del mundo digital, muchos, como en mi caso, le entramos a nadar porque había que nadar, pero puede ser que la imagen que tenemos actualmente no sea del todo consistente, no esté del todo alineada con estos nuevos servicios y por ello considero que ahí yo tengo una buena área de oportunidad para hacer mucho más coherente toda mi comunicación en redes, en línea con los servicios que brindo y con la persona que soy.

Flavio: es decir un posicionamiento de tu imagen personal.

About the Guest

Me dedico al desarrollo de habilidades blandas (programación neurolingüística, storytelling, comunicación, trabajo en equipo, liderazgo), al coaching de vida y a las intervenciones con LEGO® SERIOUS PLAY®. Originalmente soy Ingeniero Industrial y de Sistemas, tengo una maestría en PNL, certificaciones internacionales en coaching y LSP, llevo 19 años dedicándome a la capacitación y soy autor de 6 libros. Dirijo una pequeña empresa de capacitación y desarrollo personal de nombre Nautillus (como el submarino del capitán Nemo), a través de la cual genero colaboraciones con otros capacitadores y facilitadores. Entre mis clientes he tenido empresas de muy diversos tamaños. Han estado Daimler, la cadena Oxxo, Hutchinson, Mahle, Goldcorp, Bachoco, McCormick, Nestlé, universidades públicas y privadas.

https://www.facebook.com/SergioHLedward https://www.linkedin.com/in/sergiohernandezledward/

The UN-registered nonprofit social initiative that helps small businesses and self-employed professionals to overcome the challenges of the pandemic.

The UN-registered nonprofit social initiative that helps small businesses and self-employed professionals to overcome the challenges of the pandemic.