Lockdown Economy Venezuela en Clases de Arte con Marianella Ferrer

The interview was transcribed and adapted into an article by Karen Silva Davila de Sailer

Lockdown Economy es una iniciativa social internacional que ayuda a los empresarios de todo el mundo a superar la COVID-19 y así poder reactivar la economía. Se trata de una serie de entrevistas en las que empresarios de diversas partes del mundo, así como de diversos giros e industrias, nos comparten cómo les ha afectado este encierro y cuál es la situación de su mercado en la actualidad. Estamos registrados como una Sociedad en conjunto con las Naciones Unidas para Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En esta entrevista, tuvimos el placer de conocer a Marianella Ferrer, una educadora que, de manera independiente, empezó a dar clases a distancia de arte y ejercicios personalizados; gracias a la cuarentena. Desde Caracas, Venezuela, imparte sus enseñanzas a través de las redes sociales a niños y adultos, tanto en su país como en el resto del mundo. Tuvimos la oportunidad de conversar acerca de la grata experiencia que representa para ella el poder compartir sus conocimientos artísticos/atléticos con sus alumnos a distancia.

El estar encerrada en casa, sin salir ni poder drenar su energía, le permitió empatizar con los niños y sus padres, por lo que decidió aventurarse a dar clases por Instagram y WhatsApp para que, de esta manera, pudiesen distraerse mientras aprendían juntos. La pandemia representó para Marianella un tiempo de cambio, en el cual descubrió que su vocación principal en la vida era educar haciendo lo que más le gusta. Es así que se preparó e, incluso, aprovechó el tiempo para capacitarse más a fondo para dar lo mejor de sí y, a pesar de las limitaciones, siente que ha sido una decisión maravillosa al ver los logros que ha alcanzado con sus estudiantes en tan solo unos meses de pandemia.

Actualmente, aunque está apoyando a su esposo con un nuevo emprendimiento de gastronomía italiana, comentaba que no piensa en ningún momento abandonar sus clases.

Watch the video version of the interview.

¿Qué te motivó a empezar con las clases en línea?

Marianella: El motivo fue tener que estar en casa. Soy una persona sumamente activa e inquieta y encontrarme en casa, entre estas cuatro paredes, me hacía sentir un poco incómoda. Sin embargo, decidí disfrutar de mi casa.

Llevo tantos años trabajando con niños, dándoles clase, que me pregunté cómo podrían sentirse ellos encerrados en casa, siempre con los papás, sin poder salir a ver a los amigos. Entonces, se me ocurrió esta idea, aunque yo nunca había trabajado online, ofreciendo clases gratuitas a través de Instagram, en vivo, nunca en la vida lo había hecho. Pero el encierro fue el primer motivo para empezar a dar clases por Instagram. Y la cantidad de niños que se conectaron fue impresionante.

¡Súper interesante! Porque los niños nunca habían estado encerrados tanto tiempo. Entonces, la oportunidad de tener actividades recreativas, los llena de ilusión. ¿Cuántos alumnos tuviste al principio?

Marianella: La primera vez, fueron como 34 conectados. En la segunda clase, fueron como 60. Pero, claro, realmente, yo estaba dando mis clases sin poder verlos. Yo no los veía, ellos me veían a mí. Yo trataba de explicarles de manera lenta, pintando y calculando el tiempo que ellos iban a tardar. Y estuve dando clases varias semanas. Primero, un día a la semana, después, dos. Yo no cobraba absolutamente nada. Pero los papás empezaron a preguntarme si podía dar clases más interactivas. Y entonces decidí impartir las clases por WhatsApp. Aunque, por WhatsApp se puede dar clases a dos o tres personas como máximo.

Y así comenzó una especie de carrera muy bonita para mí, porque era no solo enseñarles a pintar, sino «sacarlos» por una hora de sus casas. Ellos pintaban comentandome sus actividades. Muchas experiencias, de verdad, muy lindas y muy enriquecedoras para mí, porque era como salir de casa y conectarnos a otro mundo.

Una manera de desviarse de la realidad muy bonita. Cuéntanos, ¿solo das clases de pintura para niños?

Marianella: Yo me desenvuelvo en dos áreas: en las artes plásticas y en el área deportiva (fitness). De hecho, yo soy corredora. Encerrada en la casa, sin poder salir a correr, empecé a hacer ejercicios y a compartirlos por las redes. Entonces, empezaron las madres de los alumnos a pedirme si les podía dar clases, porque estaban engordando metidas en la casa, con el estrés y la angustia. Así que, empecé a dar clases de ejercicios también.

También me estuve preparando durante todo el año y obtuve una certificación como instructora de stretching. Lo que también fue positivo para mí, ya que estudié y saqué mi certificado.

Generalmente, doy las clases de ejercicios tempranito; a partir de las diez de la mañana, clases de pintura, dibujo, manualidades; y al final de la tarde, otra vez clases de ejercicios. Todo el día estoy súper activa, gracias a las redes.

Sí, y aquí podemos evidenciar la parte positiva de las redes sociales, que nos ha ayudado a desenvolvernos en nuestras áreas de forma distinta. ¿Qué otras herramientas o estrategias te han funcionado en esta pandemia que nos puedas recomendar?

Marianella: Como te comenté, había empezado en Instagram donde tengo dos páginas, la de arte @marianelaferrer.art, y la de ejercicios @ejerciciosconmary. Luego, en WhatsApp, que me es muy útil, porque en los estados puedo publicar las clases y todo lo que hago. Eso me trae muchísimos alumnos, que, además, son personas conocidas. Pero, realmente, lo que a mí más me mueve es el Instagram.

Me imagino. Instagram es una plataforma excelente para mover y ganar seguidores en cualquier área.

Marianella: Sí, pero, en realidad, no me esforcé en tener seguidores, sino, más bien, en mostrar quién soy, qué ofrezco, qué quiero y estoy pendiente de cada uno de mis seguidores, que casi todos son mis alumnos. Es como, más bien, mantenerlos con mucha calidad, no me interesa tener muchísimos, sino tener a los que realmente quiero y a los que aprecian mi trabajo.

Ya casi se cumple un año de la pandemia, y no todo es color de rosa. ¿Qué dificultades atravesaste en este tiempo y cómo lograste sobrellevarlas?

Marianella: Una de las dificultades ha sido la conexión de internet. Como todos sabemos, aquí en Venezuela es bastante mala. De repente, estoy dando clases y la conexión se cae, la imagen se queda congelada o no hay internet durante una semana, porque se robaron unos cables o por cualquier otra razón, por todas las dificultades que estamos pasando aquí en Venezuela. Esto ha sido un reto, porque había que tratar de que los niños entiendan que cuando la conexión se corta, no es porque me fui o porque no les voy a dar más clases, sino que tienen que esperar a que me vuelva a conectar. También he tenido que invertir dinero para poder impartir clases utilizando los datos del celular. Yo trabajo únicamente con el celular.

Esa ha sido otra de las dificultades: todo el año he estado trabajando con el celular. Ha sido lo más difícil, porque no cuento con una computadora o una laptop. Con el celular se limita un poco la cantidad de alumnos, porque, por ejemplo, si trabajo por Zoom, no puedo ver a todos los alumnos, veo a uno o dos. Y es un reto trabajar uno por uno, alumno por alumno. Incluso con las clases de ejercicios, yo tengo que dar tres o cuatro horas diarias de ejercicios a cada alumno, porque es totalmente personalizado, y a cada uno le hago un trabajo diferente.

Dentro de todas las dificultades, creo que he logrado vencer muchas, pero ha sido cuestión de proponérselo para poder vencerlas.

Y si te gusta lo que haces, no hay nada que te detenga.

Marianella: ¡Claro! Yo me preguntaba ¿cuál será mi pasión?, ¿será pintar?, porque soy artista plástico, ¿será correr?. Y resulta que descubrí que mi pasión es educar, es enseñar todo lo que a mí me sirve, lo que me hace feliz, lo que me llena, eso es lo que me gusta.

¡Eso es maravilloso! Sobre todo, en países como Venezuela, donde la educación es tan limitada.

Marianella: ¡Así es! Ahora que comentas eso. Lamentablemente, no he podido llegar a toda la población, porque no todos pueden tener un celular o una computadora, entonces, no pude llegar a todos los que quería llegar.

¿Tienes alumnos de aquí de Caracas, del interior o también del exterior?

Marianella: Tengo alumnos de Caracas, del interior, de España, de Italia, de Canadá, de muchas partes del mundo. Y eso ha sido una gran ventaja, porque para esos alumnos es fácil conectarse. Por ejemplo, tengo unas alumnas, que eran muy amigas, y se tuvieron que separar. Una vive en el estado Anzoátegui, y la otra se fue a España, debido a la situación en la que estamos ahora, y reciben las clases juntas, conmigo, por las redes. Nos conectamos las tres, y es una manera de estar juntas otra vez, conversan, se ríen, se hacen bromas, mientras pintamos.

¡Qué bonito! Me imagino que mientras más pequeños son los niños, la tristeza de la separación entre mejores amigos o compañeros del colegio es muy grande. Entonces, reunirse, así sea un ratito, a través de una pantalla debe ser lo máximo.

Marianella: Sí, sí, de verdad, ha sido muy bonito. Para mí, ha sido una experiencia increíble. Sobre todo, porque he podido trabajar haciendo lo que me apasiona. He podido vivir económicamente gracias a mi pasión. No todo el mundo tiene esa suerte de trabajar en lo que realmente ama. Y todo esto, parece mentira, ha sido por la pandemia que pude descubrir todas estas cosas.

Sí, la pandemia nos ha dejado cosas tanto buenas como malas. Pero, una de las cosas más importantes es saber qué realmente podemos hacer para ayudar a otros.

Marianella: ¡Exacto! De hecho, yo me siento muy complacida, porque veo que estoy ofreciendo bienestar mental, tratando de que los niños utilicen su imaginación para pintar. Yo les pregunto, por ejemplo, ¿a dónde vamos?, ¿a la playa?, entonces pintamos el mar. Igualmente, con los adultos que tienen las clases de ejercicios, siento que, por lo menos, con mi aporte estoy ofreciendo bienestar físico dentro de la «enfermedad». Esto me llena mucho como ser humano, como persona y como profesional.

¿Qué proyectos te gustaría tener a futuro? y ¿cuáles son tus expectativas?

Marianella: Por un lado, la parte artística no la voy a dejar jamás. Ciertamente, mis alumnos me lo piden y espero tener la suerte de poder seguir con esto. Me gustaría, también, mantener las clases de ejercicios, porque yo me sigo preparando, sigo aprendiendo nuevas técnicas, nuevos ejercicios y nuevas estrategias.

Por otro lado, junto a mi esposo, estamos lanzando un nuevo proyecto gastronómico. Él cocina muy rico y, por eso, estamos lanzando este nuevo emprendimiento, del horno a la casa. Esa área es más de él, pero yo lo acompaño, así como él me ha ayudado en mis proyectos. Él es analista de sistemas, y como yo tuve tantos alumnos, pues me creó un sistema de control de pagos, de gastos, de alumnos, de clases, de horarios… De verdad, fue increíble.

Para terminar, ¿nos podrías compartir alguna reflexión, recomendación o motivación que has tenido en estos meses de pandemia?

Marianella: En primer lugar, que no abandonen su pasión. Ahora que tenemos que mantener distancia social, que se ayuden con las redes sociales, que intenten ofrecer su trabajo y su pasión a través de este medio. A mí me parece algo increíble el poder llegar a tantos lugares. Que no se rindan y que trabajen por lo que aman, que hagan por los demás lo que a ellos les gustaría recibir. Mientras se enfoquen en lo que necesitan, siempre van a tener éxito.

El éxito y la pasión van de la mano. Y si amas lo que haces, te irá fenomenal en el futuro.

About the Guest

Mi nombre es Marianella Ferrer. Soy docente con formación académica y me desenvuelvo en dos áreas: las artes plásticas y el entrenamiento físico. En la actualidad, me dedico a impartir clases de dibujo, pintura y manualidades para niños, y de ejercicios personalizados para adolescentes y adultos.

Cuando comenzó la cuarentena, decidí ofrecer clases live de pintura, sin costo, a través de mi Instagram @marianellaferrer.art, dos veces a la semana, ya que sentía que los niños necesitaban crear y recrearse de manera efectiva y, de esa forma, drenar un poco el encierro. Este modelo de enseñanza remota probó ser efectivo, y comencé a recibir solicitudes para clases individuales; decidí darlas por WhatsApp para garantizar la interacción con los alumnos. Son clases particulares o grupales, de acuerdo a cuántos niños vivan en cada casa.

La ventaja adicional de esta modalidad es que los niños pueden estar ubicados en cualquier parte del mundo en donde haya conexión a internet. He tenido alumnos en lugares tan remotos como Inglaterra, España, Canadá, Chile y Colombia. Actualmente imparto clases de pintura, de dibujo, de manualidades con material reciclable y de dibujo con creyones. Mi método de enseñanza se basa en el enfoque lúdico, sin descuidar los aspectos técnicos de cada una de las disciplinas que imparto.

A partir de 2015 decidí vencer el sedentarismo y fortalecer mi organismo, además de alcanzar el peso ideal para mi edad y contextura, imponiéndome una rutina periódica de ejercicios. Para ello busqué a un entrenador en el Parque del Este, el profesor Félix Cádiz, de amplia trayectoria en el área deportiva. Con él aprendí los fundamentos de esa disciplina, y decidí aprovecharlos para convertirme yo misma en entrenadora. Para complementar mis conocimientos, tomé un curso de stretching y obtuve una certificación como instructora autorizada.

En octubre de 2020 comencé a dar clases particulares, en dos modalidades: presenciales, tanto online como en persona, y desconectadas, con envío de material audiovisual y asistencia remota. En ambos casos la planificación es individualizada, previo análisis de las condiciones físicas y necesidades específicas de cada alumno.

Desde el punto de vista personal, me siento muy complacida con las actividades que llevo a cabo, pues considero que estoy aportando bienestar físico, intelectual y mental a todos mis alumnos, tanto a los niños como a los adultos, además de ayudarlos a combatir el encierro obligatorio por la pandemia.

https://www.instagram.com/marianellaferrer.art/?igshid=aw71zshv1ez0

https://www.instagram.com/ejerciciosconmary/?igshid=cxcdxtd9t1k1

https://www.linkedin.com/in/marianella-ferrer-746398166/

The UN-registered nonprofit social initiative that helps small businesses and self-employed professionals to overcome the challenges of the pandemic.

The UN-registered nonprofit social initiative that helps small businesses and self-employed professionals to overcome the challenges of the pandemic.